Nuestros materiales

 

Todo zapato es una pequeña obra de ingeniería. Yo lo tomo como en un puzle, en el que combino sus piezas con materiales que me aportan al diseño texturas y colores. Uno de mis deberes como diseñadora, es elegir buscar el equilibrio entre las materias elegidas, formando con ellas un conjunto equilibrado, que transmita personalidad propia. Y que le haga a quien lo adquiere, sentir que tiene algo especial.

Para mis zapatos elijo la piel de calidad. Tratadas en las curtidurías para que mantengan sus propiedades y soporten el uso que reciben. Después con un simple mantenimiento y cuidado del zapato, la piel se mantendrá sana y seguirá sintiéndose en el pié como un guante. Hebillas, cordoneras y suelas de cuero, terminan formando un zapato de calidad fabricado con materiales nobles y de forma artesanal.

En mis diseños busco elegancia y si ya conoces algo de mi, sabrás que los clásicos ingleses son en gran parte mi inspiración. Por eso están tan presentes colores clásicos como: el verde, el burdeos y el azul, sin olvidar los eternos marrón, blanco y negro. Cuando quiero marcar un carácter más distintivo, incluyo según lo requiera el diseño, colores más llamativos como el rojo o el rosa. Como materiales especiales, desde el principio he utilizado el dorado en muchos de mis diseños. En un acabado sofisticado y elegante, que siempre da un toque de distinción. Por último, juego con las texturas que me ofrecen las pieles de pelo, los grabados de serpiente y los brillos y reflejos del charol.